Blogia
INTALBI SL

UMTS la evolución o el mayor fracaso económico

Cuando se mezcla tecnología y especulación tenemos un coctel muy explosivo que puede explotarnos en las manos o conseguir un gran éxito.

Hace ya unos años, cuando la burbuja tecnológica estaba en alza, todos los gobiernos sacaron a subasta las famosas licencias de UMTS, por las que se llegaron a pagar barbaridades, ya que todo el mundo (Economistas e Inversores) pensaba que iba ser el negocio del siglo.

Al final no ha sido tanto negocio como se pensaba por las siguientes razones:

1. Se necesita incrementar en mas de 2 veces el número de antenas existentes.

2. No existían terminales UMTS de dimensiones razonables.

El segundo problema ya se ha solucionado, todos los fabricantes tienen terminales que permiten comunicaciones UMTS y con dimensiones muy similares a los de GSM/GPRS.

El primer problema es de difícil solución por los siguientes factores:

1. La zona de cobertura de UMTS (en condiciones ideales) es de 5Km.

2. Presión popular para impedir la instalación de más antenas.

3. Problemas para obtener autorizaciones para instalar antenas por parte de las administraciones competentes.

4. Mapa de población española.

5. Ancho de banda.

Teniendo en cuenta los cinco facotes en global, provoca que en España se produzca un coctel explosivo muy peligroso, porque la población se encuentra muy concentrada en nucleos urbanos, en los que el número de antenas para poder dar un ancho de banda razonable a todos los usuarios ha de ser elevado, y grandes extensiones con pocos usuarios que para cubrirlas con un mínimo de calidad se necesita un infraestructura muy grande para el negocio que se va a obtener.

En ambos casos es necesario instalar antenas, y ahí tenemos el gran problema, ya que las administraciones publicas no están por la labor de permitir el despliegue de red debido a la presión pública, la cual asegura que las antenas provocan cancer. Por esa razón tenemos el gran dilema de las Telecomunicaciones, si queremos un servicio son necesarias las antenas, pero como no queremos las antenas el servicio no se puede dar y la gente sólo entiende que el teléfono no le funciona y no puede hablar.

Bajo nuestro punto de vista, debido a la necesidad de incrementar el número de antenas y la imposibilidad de hacerlo, las operadoras han tenido el gran caballo de trolla que les ha vencido. De lo que en un principio se pensaba que iba a ser el negocio del siglo se ha convertido en el mayor fracaso empresarial.

A parte de este problema, las operadoras se han encontrado que las inversiones en GSM/GPRS todavía no las tienen amortizadas y que los clientes no tienen cultura para usar sevicios de 3G y que el mercado potencial real es muy pequeño.

Por esa razón optarón correctamente en profundizar en desarrollar la tecnología GSM/GPRS y esperar pacientemente para sacar la tecnología 3G. Pero cuando el mercado ya esta maduro y preparado para dicha tecnología se encuentra que un tecnología ya existente WIFI les complica el negocio, ya que se integra en todos los ordenadores portátiles, PDA’s y teléfonos de forma fácil, ofreciendo al cliente mayor ancho de banda y a precios realmente bajos, en muchos casos gratís.

Debido a este hecho, cuando la tecnología y el mercado ya están preparados las operadoras se encuentran que el negocio ya no existe, que hay tecnologías despreciadas que se les han comido el pastel.

Por esa razón el 3G o UMTS no acaba de despegar y se ha convertido en el mayor fracaso empresarial, cuando se mezclan expectativas con tecnologías vamos mal, ya que siempre sale al contrario. En tecnología, como en todo, no se puede jugar con futuribles como se ha jugado con el UMTS, sino con realidades.

En estos momentos, como ya hemos comentado en otro trabajo, la única solución que tienen las operadoras es optar por sitemas WI-MAX y Mobil-FI, que les van a permitir rentabilizar las inversiones realizadas para 3G y a la vez sacar un producto al mercado de bajo coste que funciona, ya que este sistema se basa en tres tecnologías muy probadas en la actualidad que son LMDS (Punto Multi Punto), COFDM (TDT) y WIFI.

El meracado Español necesita que se opte ya por dichas tecnologías, ya que permitirán dar servicio de banda ancha de forma universal a unos precios muy competitivos en sitios que a día de hoy no se pueden dar.

Además permitirá que en provincias como Teruel, Huesca, Soria, etc, donde la pobolación es dispersa y el número de habitantes bajo para la extensión que tienen se pueda obtar realmente por dos operadores y se puedan recibir servicios de valor añadido, que a día de hoy es impensable recibirlos.

En resumen, el UMTS o 3G ha sido el mayor fracaso por dos razones:

1.- Se vendio humo, ya que la tecnología no existía.

2.- El mercado no tenía la necesidad de servicios UMTS o 3G.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres